Cuidado del medioambiente

Compartir en Redes

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Desde hace ya varios años podemos notar como la concientización acerca del cuidado del medioambiente es motivo de charla en todos los ámbitos: en el trabajo, en las reuniones con amigos, inclusive en los programas de televisión.
Pensar en cómo podemos afectar lo menos posible al planeta y vivir en convivencia con la naturaleza comienza poco a poco a tomar parte importante en nuestras vidas.
Ahora bien, ¿Cómo podemos desde casa dar una mano para ayudar al planeta?
Muchos países, organismos e inclusive organizaciones no gubernamentales vienen trabajando en un concepto que resume esto perfectamente: el principio de las 3 “R”

REDUCIR, REUTILIZAR Y RECICLAR

  • Reducir: minimizar nuestro impacto en el medio ambiente produciendo y consumiendo menos productos desechables.
  • Reutilizar: Prolongar la vida útil de los objetos y los materiales dándoles una segunda oportunidad.
  • Reciclar: Sólo en caso que no se pueda cumplir con las dos instancias anteriores, optar por el reciclaje.

El reciclaje es una de las soluciones más visibles contra la proliferación de residuos, pero no hace milagros. Si queremos habitar en un planeta sostenible necesitamos ir un paso más allá y cumplir con la regla de las 3R.
Esta propuesta de consumo responsable, que popularizó la ONG Greenpeace, se basa en tres principios:

Ahora bien, suponiendo que estamos frente a la instancia de reciclaje, ¿cómo podemos hacerlo?

Para ello tenemos que separar nuestros desechos en dos grupos:

  • Reciclables: materiales que pueden recibir un tratamiento y convertirse en materia prima para ser reinsertados en un circuito productivo (papeles, cartones, plásticos, vidrios y metales).
  • Basura: aquellos residuos que no cuentan actualmente con un circuito para su recuperación (vidrios rotos, lámparas, servilletas, residuos sanitarios, etc).

¿Qué hacer con los reciclables?
Antes que nada, tenemos que limpiarlos y dejarlos bien secos para evitar que contaminen a los demás productos, es decir aquello potencialmente reciclable. Si estamos separando los residuos en nuestro hogar o trabajo, basta con enjuagar aquellos materiales que tengan restos de comida o estén engrasados utilizando solo un poco de agua o quitando los restos con una servilleta de papel.
Estos materiales reciclables tenemos que separarlos en tres grupos:

  1. Papeles (siempre y cuando no estén sucios, ni contaminados por comida)
  2. Plásticos (limpios y secos)
  3. Metales (limpios y secos)

Suscribite a nuestro Newsletter

entrerate de las ultimas noticias

Ultimas Noticias

Proyectos de investigación seleccionados

Fundación Emocionar a través de su directora Ejecutiva, Lic. Karen Baukloh y de su director pedagógico Lic. Walter Oviedo, participó del IV Congreso de Psicopedagogía y Educación organizado por la Universidad Autónoma de Encarnación –

Abrir Chat
Tiene alguna consulta?
Hola! En que podemos ayudarte?